¿Qué es un edificio antisísmico y cuáles son sus características?

edificio antisismico

Como ya todos sabemos, nuestro país se ubica en una zona altamente sísmica. Los constantes temblores que experimentamos son un recordatorio de la importancia de vivir en un edificio bien construido. Si estás pensando en comprar un departamento en Lima y deseas que este te ofrezca la seguridad necesaria ante un movimiento telúrico nosotros podemos darte más información al respecto.

En el siguiente artículo de Los Portales te mostraremos edificios antisísmicos en Perú y cuáles son las características que este tipo de inmuebles debe tener.

¿Qué es un edificio antisísmico?

Un inmueble antisísmico es, en esencia, una edificación que muestra un mayor grado de flexibilidad que las construcciones regulares, pero sin que eso implique una pérdida de rigidez. La energía que se libera con un terremoto hace que los proyectos tradicionales, al ser extremadamente rígidos, se quiebren y derrumben.

En cambio, si el edificio no opone resistencia y se mueve junto con el sismo, los daños en este son mucho menores. Aquello es lo que se busca con los proyectos antisísmicos, de forma que se garantice una mejor respuesta de la estructura del inmueble ante un eventual movimiento telúrico.

¿Cómo saber si un edificio es antisísmico?

A continuación te mostramos los detalles que las empresas inmobiliarias incorporan a las edificaciones para lograr que sean antisísmicas.

1. Se considera el tipo de suelo

construccion examinar suelo

Para conseguir que una edificación sea realmente resistente a sismos, lo primero que hacen las empresas inmobiliarias es investigar el tipo de suelo sobre el que se construye. Esta es una variable muy importante porque es el suelo el que transmite el movimiento.

Aquí es importante detallar que una ciudad como Lima posee diferentes tipos de suelo. Lo ideal es que el terreno sobre el que se ubica el edificio no sea blando, ya que esto amplifica las vibraciones y hace que la percepción del sismo sea aún mayor.

Es necesario decir también que existen medidas que pueden contrarrestar los efectos de este tipo de suelo como, por ejemplo, una cimentación adecuada, ya que esta variable es la que se encarga de amortiguar el movimiento.

2. Se presta atención al diseño del edificio

Posteriormente, durante la etapa de diseño del proyecto, se establecen las características de la estructura interna del edificio, lo cual es una variable muy importante para cualquier inmueble antisísmico. Lo ideal es que la estructura encuentre un balance entre rigidez y flexibilidad a fin de que responda bien ante la fuerza del movimiento a la que estará expuesta.

Esta variable en el diseño no es un detalle complementario ya que puede afectar la forma en la que el inmueble reacciona ante un sismo. Así, por ejemplo, si tal estructura es demasiado rígida, el temblor o terremoto ocasionará grietas en el edificio. De igual forma, si esta es demasiado flexible, terminará perdiendo su forma original.

En ese sentido, este tipo de proyectos suelen incluir encuentros articulados que se ubican en las intersecciones donde pilares se encuentran con las vigas y otros puntos similares. Esta característica incrementa la flexibilidad de la edificación.

Pero aquel no es el único factor que se revisa. También se incluyen otras características como los aisladores o amortiguadores de sismos, los cuales se colocan en los cimientos de la edificación y disminuyen el impacto del movimiento telúrico en el inmueble.

De forma complementaria, el uso del drywall está muy extendido en las construcciones modernas. Tal vez no lo sabías, pero se trata de placas de yeso que ofrecen menos resistencia al sismo y se mueven con este regresando a su posición original.

Te puede interesar: ¿Cómo elegir el mejor departamento? 5 pasos importantes

3. Se toma en cuenta los materiales

obreros construccion

Para complementar un buen diseño es imprescindible utilizar los insumos adecuados. Por eso, las empresas inmobiliarias deben hacer uso de materiales que tengan un alto nivel de absorción del movimiento y energía liberada en un sismo.

Los recursos que son constantemente usados en la construcción, como el cemento o el hormigón, deben ser sometidos a pruebas para comprobar que efectivamente pueden soportar un sismo. Así, los materiales de un edificio antisísmico tienen que mostrar la certificación de calidad.

4. Se sigue la normativa vigente

Por último, pero no menos importante, es necesario notar que existe una normativa en vigor que todas las empresas tienen que seguir para construir un edificio verdaderamente resistente a los sismos. Aquí es la municipalidad de cada distrito la que debe verificar que cada proyecto inmobiliario se desarrolle de acuerdo a tales normas.

Ahora sabes qué es una construcción antisísmica y conoces sus características. Los sismos no son una cuestión menor, por lo que deberás revisar que el departamento que adquieras cuente con estas características.

Los Portales Depas es una de las más grandes y experimentadas empresas constructoras del Perú. Si estás interesado en alguno de nuestros proyectos inmobiliarios, solicita información a través de nuestra página web.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *