Descubre cómo ahorrar energía en la cocina

cocina

Al adquirir un departamento, debes pensar en las maneras de ahorrar energía y qué soluciones aportar a esta situación. Hay habitaciones que llegan a consumir mucha más electricidad que otras, un ejemplo claro es la cocina. Esta suele ser el lugar donde se utiliza la mayor cantidad de energía en una casa, debido a los electrodomésticos. Por este motivo, en el siguiente artículo te enseñaremos diversas maneras con las que puedes reducir el gasto de energía en esta área de tu hogar. 

 

1.  Apaga los electrodomésticos que no utilices

mujer microondas

Es importante apagar los electrodomésticos que no utilices, como la tostadora, el lavavajillas, el microondas y demás, ya que estos consumen energía eléctrica incluso si simplemente están enchufados y nadie los está usando. Puedes ahorrar electricidad con el simple hecho de adquirir el hábito de apagar estos aparatos una vez los dejes de utilizar. 

 

Te puede interesar: Conoce qué hacer durante un sismo

 

2. Controla el consumo de energía de tu refrigerador y congelador

Cerrar la puerta del refrigerador o congelador una vez hayas terminado de usarlo es algo obvio. No obstante, es bastante fácil olvidarlo y no cerrarlo correctamente. Al dejar la puerta abierta por un tiempo prolongado, ya sea porque te olvidaste o porque te entretuviste buscando alguna otra cosa, este electrodoméstico tiende a aumentar su consumo de energía. 

Asimismo, colocar comida caliente en el refrigerador hará que aumente el consumo de electricidad al tener que enfriarla. En su lugar, espera a que los alimentos alcancen la temperatura ambiente antes de guardarlos. 

Otro gran consejo es que te asegures de que los sellos de la puerta funcionen correctamente. Puedes hacer una prueba cerrando la puerta de tu electrodoméstico con una hoja de papel. Si esta se puede sacar fácilmente incluso si la puerta está cerrada, entonces deberás reemplazar el sello.

3. Usa utensilios de cocina de alta calidad

Ahorrar electricidad en tu hogar es super sencillo. Al estar en la cocina, asegúrate de utilizar utensilios de calidad. Estos están hechos de metales que pueden retener el calor y distribuirlo uniformemente. Con ellos, podrás apagar la cocina una vez hayas terminado de cocinar y la comida seguirá manteniéndose caliente, debido a la energía que retuvo el metal durante la cocción.

 

4. Ten cuidado al hervir el agua

agua hirviendo

La electricidad se desperdicia cuando hierva más agua de la que realmente necesitas. Más de una persona suele hervir más del consumo habitual, dejando que el agua que no requiere se enfríe para, después, volver a calentarla. Esto resulta en un uso de energía antieconómico en tu hogar.

En su lugar, sé más preciso y hierve solo lo necesario. Poner una tapa en el recipiente a utilizar hará que el agua hierva más rápido y ahorres energía. 

 

5. Cocina tu comida de manera económica

Hay muchos consejos que puedes usar para reducir el consumo de energía al cocinar. Estos incluyen: 

 

  • Cocina tu comida solo durante el tiempo que sea necesario. Usar mucho más tiempo del necesario, exponiendo los alimentos a temperaturas mucho más altas, desperdicia energía.

 

  • Pica los ingredientes en trozos más pequeños para acelerar el tiempo de cocción. 

 

  • Mantén la puerta del horno cerrada y no la abras hasta que hayas terminado de cocinar. Siempre que abres la puerta, la temperatura interior desciende y necesita ser restaurada.

 

  • Descongela los ingredientes durante la noche dejándolos fuera del refrigerador, no uses el microondas. 

 

6. Usa tu lavavajillas de manera eficiente

En caso de que no laves tus utensilios de cocina de manera manual, es necesario que tengas cuidado con tu lavavajillas. Evita a toda costa utilizar la función de retención de enjuague para unos pocos platos sucios, ya que esto consume una gran cantidad de energía.

A su vez, puedes ahorrar electricidad dejando que tus platos se sequen al aire. Si tu lavavajillas no tiene un interruptor automático de secado al aire, simplemente apágalo después del enjuague final y deja la puerta abierta para que los platos sequen más rápido. 

 

7. Usa los electrodomésticos del tamaño adecuado

A pesar de lo emocionante que puede ser contar con electrodomésticos modernos y con funciones superiores, debes ponerte a pensar si es realmente lo que precisas en ese momento. 

Si, por ejemplo, sueles ir a hacer las compras una vez por semana y abasteces tu refrigerador con solo cinco o seis cosas, ¿realmente necesitas uno tan grande? 

Los electrodomésticos grandes, por lo general, consumen mucha más energía debido a su tamaño. No es recomendable adquirir uno a menos que sea realmente necesario. 

Reducir el consumo de energía es vital para que puedas gozar de una mejor calidad de vida y tu economía no se vea afectada por costos elevados de luz. Sigue estos consejos y no tendrás este tipo de inconvenientes. 

Los Portales Depas es una de las más grandes y experimentadas empresas constructoras del Perú. Si estás interesado en alguno de nuestros proyectos inmobiliarios, solicita información a través de nuestra página web

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *